El oro 18K es utilizado en la elaboración de accesorios de alta joyería debido a su calidad, durabilidad y destacable belleza. 

Las joyas en oro de 18K son el complemento perfecto para lucir una apariencia elegante y sofisticada, pues transmiten la idea de estatus, distinción y buen gusto.

Y es que el prestigio social del oro nos conecta de inmediato con la fortuna y el poder.

El oro es el metal más utilizado en la fabricación de joyas alrededor del mundo. Siendo portador de una innegable belleza, el oro es reconocido por su valor, robustez y maleabilidad. Es un claro símbolo de estatus, riqueza y perfección en quienes lo portan.

Por siglos, el oro ha estado vinculado con todo lo que represente poder, fortuna, majestuosidad y superioridad.

Incluso en el mundo actual, podemos notar que el oro continúa siendo usado en la elaboración de coronas, cetros y accesorios para reyes, papas y autoridades de elevada importancia social.

En la joyería, el oro tiene su propio lenguaje. Si nos adentramos en los detalles, nos daremos cuenta de que existen parámetros muy importantes a considerar al momento de elegir o comprar una prenda de oro. Por ejemplo, es determinante conocer el nivel de pureza, la cual se expresa generalmente en quilates; debido a que la cantidad de quilates es la que indica el grado de pureza del oro que ha sido empleado en la joya elaborada.

Los grados de pureza del oro

El oro de 24 quilates (24K) es considerado como el oro de mayor pureza, por lo tanto, todos los grados de pureza se expresan en función de 24, de tal manera que un quilate es una veinticuatroava parte del total de aleación que forma el metal utilizado en la prenda, es decir que el quilate es una medida de proporción y no de peso como podría pensarse.

Ahora bien, dado que el oro de 24K es un metal muy blando, no es común su uso en la producción de joyas, sino que, para optimizar su dureza y consiguiente durabilidad en el tiempo, el mismo es mezclado con otros metales; a esto es a lo que se le denomina aleación.

En virtud del parámetro de pureza se han creado diferentes niveles para identificar el oro, a continuación, presentamos los más utilizados en el mundo de la joyería:

  • Oro de 24 quilates – 24K:representa el máximo grado de pureza del oro, con un 99.9% de ley y/o pureza. Como se indicó anteriormente su uso no es común en la joyería y se le puede encontrar en lingotes.

 

  • Oro de 18 quilates – 18K: representa el oro de mayor calidad en la alta joyería, ya que tiene un 75% de pureza, esto es 18 partes de oro fundido y 6 partes de otro metal en aleación para mejorar sus atributos en la fabricación de joyas.   

 

  • Oro de 14 quilates – 14K: este tipo de oro contiene 14 partes de oro fundido con 10 partes de otros metales en aleación. Lo que indica que su pureza no supera el 58% de oro. Por su bajo nivel de pureza no es usado en la alta joyería.

 

Tanto el oro de 18K como el de 14K son empleados en la joyería tradicional, pero solo el oro de 18K es usado en la joyería de alta gama.

En la mayoría de los países donde se comercializa oro, existen normativas que obligan a las joyerías a indicar claramente, mediante grabado, cuál es el nivel de pureza del oro utilizado en la fabricación de la joya o accesorio, como un mecanismo de protección al consumidor de este tipo de artículos. .

El oro 18K es usado en la fina joyería; tiene una pureza de 75%, la más superior para la fabricación de joyas de alta gama.

En sentido literal, al comprar una joya producida con oro 18K se está adquiriendo una prenda de mayor valor, pues contiene más oro. Las joyas fabricadas con oro 18K contienen 75% de oro, mientras que las hechas con oro de 14K contienen apenas un 58%.

El oro de 18K transmite magia en cada joya

En definitiva, si deseamos adquirir joyas de buena calidad, es indispensable que estén elaboradas en oro 18K, ya que como hemos explicado anteriormente, éste ocupa el primer lugar en pureza; atributo que es evidenciable en su impactante belleza, tonalidad, brillo y vistosidad, los cuales son superiores a los del oro de pureza inferior.

Lucir joyas en oro 18K es siempre sinónimo de belleza, distinción, esplendor y fortuna, es por esto que en Elitte Accesorios solo diseñamos joyas en oro de 18K.

Otro atributo importante que tiene el oro de 18K es su maleabilidad, la cual facilita considerablemente la elaboración de novedosos diseños, para crear modelos personalizados y únicos.

Adicionalmente al inconfundible color amarillo y la fantástica maleabilidad del oro 18K , éste es perfectamente combinable con cualquier piedra preciosa, ya que complementa armoniosamente con las variadas tonalidades de las gemas, aportándoles un toque de elegancia y distinción.

Indiscutiblemente, cuando revisamos los atributos del oro de 18K y los reunimos en una misma joya, el resultado es una prenda fascinante, duradera, con un reconocido valor monetario y estilismo.

En Elitte Accesorios, como joyería de alto nivel, somos conocedores expertos de la pureza, bondad y calidad del oro 18K, es por esto por lo que todos nuestros accesorios son elaborados únicamente con este tipo de oro. 

Oro para cada Momento

 

Nuestro slogan “Oro para cada momento”, expresa nuestro profundo deseo de que nuestros clientes integren el oro en todos sus instantes cotidianos; los hermosos y variados diseños de nuestros accesorios, los convierten en la mejor opción para hacerles lucir de manera elegante en cada actividad que realicen, desde hacer deportes hasta participar en una importante reunión de negocios.

Los accesorios en oro 18K le permiten proyectarse como una persona auténtica, que cuida su autoimagen, sabe elegir y preserva su inversión en el largo plazo.

En Elitte contamos con prendas en oro 18K para cada tipo de personalidad, gusto o necesidad,  porque estamos conscientes de que las joyas en oro incorporan ese complemento de lujo que aporta belleza, distinción, calidez, esplendor, equilibrio y respaldo a quien las exhibe.

El buen gusto se evidencia en joyas finas y delicadas, que representan el complemento perfecto para lograr una apariencia distinguida y cautivante.

El oro exhibe un elevado prestigio social, pues es un metal que ha estado asociado al éxito y la riqueza; por consiguiente, portar una joya de oro 18K genera emociones positivas y atrayentes que se relacionan con el progreso, el carisma, el deleite, el placer y la atracción.             

El oro es un metal vinculado al éxito y el poder

El oro ha sido el elemento protagonista en los imperios, gobiernos y sistemas monetarios de las naciones. Ha estado presente en cuantiosas tradiciones y leyendas de la humanidad; conquistando escenarios, corazones y ejércitos.

A lo largo del tiempo, el oro ha sido visto como un metal mágico y seductor, vinculado al éxito y el poder.

Si nos adentramos un poco dentro de la historia de la humanidad, nos daremos cuenta de que el oro ha sido testigo y relator de innumerables eventos, los cuales han sido inmortalizados en objetos elaborados en oro, que cuentan leyendas de épocas y personajes emblemáticos.   

Su seductora magia y multiplicidad de aplicaciones le ubican en un lugar sobresaliente dentro del desarrollo de la vida social; lugar que ha transcendido las fronteras del tiempo, el espacio y las culturas.  

En las civilizaciones más antiguas, las cuales reconocían y adoraban a los astros como sus dioses, emparentaban al oro con el dios sol, otorgándole al metal un significado mágico. 

Su nombre en latín es “Aurum”, que significa “aura resplandeciente”, y que denota el misticismo que gira en torno a este metal.  Su origen sigue siendo un enigma, pues a pesar de que se han realizado importantes hallazgos, aún no se cuenta con una explicación precisa que satisfaga a la comunidad científica.

Además, al oro le han sido asociados significados espirituales; llegando a considerarse que llevar accesorios de oro es una forma de atraer el bienestar, la prosperidad y la abundancia, o de conquistar características energéticas como la pureza del aura, el perfecto equilibrio y la inmortalidad, por citar algunos ejemplos. 

Y es que el oro es prácticamente indestructible, no se oxida, es durable y conductivo; todo esto encamina a que sea utilizado en una gran cantidad de industrias para crear artículos diversos, con buena calidad y de larga duración.

El oro fue el vehículo de ostentación económica y expansión, pues la posesión de oro simbolizaba poderío sobre otras tierras, lo que permitía solventar las guerras para conquistar grandes regiones, y establecer relaciones comerciales de intercambio con el oro como patrón de pago.

En definitiva, no existe otro metal que posea una historia tan extraordinaria y que haya mantenido un reconocimiento y valoración social durante tanto tiempo como el oro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HAZ PARTE DEELITTE ACCESORIOS

Queremos mantenernos cerca de ti, te prometemos que no es para llenarte de información sino para sorprenderte y cautivarte.

SUSCRÍBETE & OBTÉN UN 10% DE DESCUENTO en tu primera compra.

Usamos correo electrónico y publicidad en línea dirigida para enviarle actualizaciones de productos y servicios, ofertas promocionales y otras comunicaciones de marketing basadas en la información que recopilamos sobre usted, como su dirección de correo electrónico, ubicación general e historial de compras y navegación en el sitio web. Procesamos sus datos personales como se indica en nuestras políticas de privacidad